jueves, 26 de enero de 2017

Renovación Urbana

Acción y el resultado de renovar (dejar algo como nuevo, regresarlo a su estado original, reemplazar algo viejo por otra cosa nueva, restablecer aquello que estaba interrumpido). Urbano, por su parte, es lo que está asociado a una ciudad (una aglomeración de edificios y habitantes que funciona como unidad administrativa y cuya economía se basa en actividades que no son agrícolas).

Se conoce como renovación urbana a la iniciativa o el proceso que busca modificar la infraestructura y las construcciones de una ciudad. Este tipo de emprendimiento se lleva a cabo cuando la ciudad en cuestión se vuelve antigua y ya no puede hacer frente a las demandas actuales de la población.

La renovación urbana puede contemplar la eliminación de edificios viejos y la construcción de nuevos, o la remodelación y restauración de los edificios existentes. Supongamos que en una localidad de casas bajas existe un notorio déficit habitacional por el incremento de la población. Para paliar este problema, las autoridades deciden desarrollar una renovación urbana y comienzan a construir grandes torres para que la gente tenga acceso a la vivienda.

La creación de espacios verdes también puede formar parte de la renovación urbana. En un barrio en el que se han construido decenas de rascacielos en la última década, es posible que se necesiten plazas y parques para mejorar la calidad del medio ambiente y para ofrecer a los vecinos espacios de recreación.

La creación de nuevas calles, el ensanchamiento de avenidas y la instalación de luminarias son otras decisiones que pueden formar parte de un proyecto de renovación urbana.

Historia de la Renovación Urbana


Renovación urbanaLa renovación urbana data de los primeros tiempos de la ciudad industrial, la cual surgió como consecuencia de la revolución industrial y se caracterizó, en parte, por el incremento de su población, la aparición de medios de transporte públicos, la extensión de la urbe por medio de vías de comunicación, la sustitución de las antiguas murallas por los bulevares y, no menos importante, la creación del ascensor, que permitió la construcción de edificios más altos.

Gran parte de las ciudades medias de Occidente atravesaron algún tipo de saneamiento u obra de rehabilitación de sus barrios obreros a lo largo del siglo XIX, y en todos los casos uno de los puntos más importantes fue la decisión de derribar las murallas. Por otro lado, también se abrieron ejes de comunicación y se ampliaron las calles para dar lugar a anchas avenidas que facilitaran el tránsito de peatones y carruajes.

No se debe subestimar el alcance de la renovación urbana, reduciéndola a un mero lavado de cara de una ciudad enfocado en cuestiones estéticas. Por el contrario, esta compleja operación que comenzó unos siglos atrás formó parte de estrategias bien definidas que apuntaron a la revalorización de barrios enteros y dio lugar a una activación económica y a diversos aspectos del desarrollo social.

Hoy en día


En la actualidad, la renovación urbana suele tener lugar en los centros urbanos, ya que es allí donde se ubican las barriadas más antiguas y menos preparadas para hacer frente a las exigencias sociales y económicas de los tiempos que corren. Es importante señalar que el presupuesto necesario para una actuación de este tipo es considerable y que la inversión no siempre se recupera.

Un fenómeno que debe tener en cuenta la administración pública a la hora de dedicar sus esfuerzos a la renovación urbana es el “efecto contagio”, el cual describe la ambivalencia de dos propiedades inmuebles vecinas en cuanto a su valor: si una se mantiene en perfecto estado pero la otra se deteriora, la última afecta negativamente a la primera, mientras que si ambas se mantienen se benefician mutuamente.

Agricultura Intensiva

Se llama agricultura intensiva a la actividad agrícola que explota al límite los medios de producción. Dicha utilización intensa de los medios productivos puede desarrollarse en lo que se refiere a la capitalización, los insumos o bien la mano de obra.

Tomemos el caso de un sistema de agricultura intensiva que apela a una capitalización incesante. En un caso así, la actividad requerirá de fuertes sumas de dinero para desarrollar instalaciones que dejen supervisar el entorno. Cuando se acentúa la presión sobre la mano de obra, en cambio, se vuelve preciso contar con muchos trabajadores para efectuar las labores de cultivo o bien recolección. En lo que se refiere a los insumos, un caso de agricultura intensiva se genera con aquellas flores que precisan de la aplicación de múltiples productos a fin de que, en los mercados, luzcan en estupendas condiciones.

A nivel general, puede decirse que la agricultura intensiva apuesta a conseguir grandes producciones en pequeños espacios. Es frecuente que se centre en un producto, derivando todos y cada uno de los recursos a su explotación.

El empleo de plaguicidas, fertilizantes y otros agroquímicos y de una alta cantidad de comburente es usual en la agricultura intensiva para acrecentar la productividad de la tierra.

Es esencial mentar que la agricultura intensiva acostumbra a producir efectos negativos en el ecosistema, afectando a la fauna y la vegetación autóctonas y dañando el terreno, el que puede parar de ser productivo a raíz de la sobreexplotación.

Al meditar en la agricultura intensiva en medios ecológicos, un caso común es el procedimiento llamado bancal profundo. Se trata de la creación de una cama esponjosa de tierra en la que las hortalizas medran con mucha sencillez, y sus raíces pueden desarrollarse de forma conveniente, online recta y con la profundidad aguardada. Una de sus ventajas primordiales es que no demanda la presencia de una enorme superficie, en tanto que aprovecha cada centímetro cuadrado mejor que otros métodos.

El origen del bancal profundo es antiquísimo, y con el correr de las décadas ha recibido diferentes nombres, entre aquéllos que resaltan el procedimiento francés, el procedimiento chino o bien, como se lo conoce en Norte América, sencillamente el Procedimiento. Aparte de sus beneficios para los labradores, asimismo podemos decir que no daña el medioambiente tanto como otras prácticas más violentas. Su empleo acostumbra a estar reservado a huertos familiares o bien escolares.

Si miramos en la dirección contraria a la agricultura intensiva, hallamos la agricultura extensiva, un sistema de producción que se identifica por hacer empleo de los recursos naturales que se encuentran en el sitio, en contraste a la primera, que busca la maximización de la productividad en el menor tiempo posible, por medio de procesos como los drenajes o bien el riego, y con ayuda de productos químicos.

Entre las décadas de mil novecientos sesenta y mil novecientos ochenta, tuvo sitio en múltiples unas partes del planeta un incremento en la productividad agrícola, la que se conoció con el nombre de revolución verde. Este fenómeno, que empezó en E.U. y después se extendió a otros países, de forma frecuente se mienta como una intensificación histórica de la agricultura, y por tal razón no es extraño que se produzca una confusión con el término agricultura intensiva.

En resumen, la agricultura intensiva y la revolución verde no tienen ninguna relación, eminentemente pues el primero tuvo su cierre hace décadas, mas asimismo pues sencillamente implicó una expansión de la agricultura extensiva.

Agricultura Familiar

La agricultura es la labor consistente en labrar y cultivar la tierra. Por medio de estas actividades se consiguen comestibles y distintas materias primas que dejan desarrollar todo género de productos precisos para el humano. Familiar, por su lado, es aquello vinculado a la familia (el conjunto de personas que tienen un parentesco).

Se llama agricultura familiar a los trabajos agrícolas que son desarrollados por los miembros de una familia. Este género de agricultura implica el empleo de mano de obra de la propia familia: o sea, quienes efectúan las labores son los miembros del núcleo familiar, así sean hombres o bien mujeres. Aparte de la producción agrícola propiamente dicha, entre las actividades que se abarcan en este término asimismo debemos tener en cuenta la producción acuícola, la pastoril, la pesquera y la forestal.

Conforme a diferentes estudios, la agricultura familiar acostumbra a ser la manera que predomina en el momento de generar comestibles, y esto se cumple en exactamente la misma medida en los países en desarrollo como en los desarrollados, algo que habla de su eficiencia como sostén económico. Las familias trabajan la tierra en conjunto para ofrecer sus productos a mayoristas, distribuidores o bien aun de forma directa al consumidor. Esto causa que la agricultura familiar se transforme en un medio de vida para millones de personas que centran su economía en el cultivo.

Teniendo presente esta relevancia social, el Estado debe regular las condiciones vinculadas al desarrollo de la agricultura familiar. Es indispensable que las autoridades gubernativos garanticen el acceso a la tierra y al mercado, faciliten el financiamiento para progresar la productividad y resguarden el medioambiente para eludir la pérdida de los recursos naturales.

El gobierno asimismo debe permitir a los conjuntos de personas que desean dedicarse a la agricultura familiar el acceso a los recursos naturales complementarios para hacer las labores de siembra y cosecha, entre otras, mas asimismo a los servicios de financiación para emprender y sostener sus negocios, a la tecnología precisa para el trabajo y a cualquier plataforma de educación o bien inserción social que mejore su relación con el resto de la población, de forma que seleccionar este camino no signifique aislarse del resto de la sociedad sino más bien transformarse en un actor definitorio de su economía.

Es esencial indicar que en ciertos países el Estado no apoya a los emprendedores de la agricultura familiar como debería, con la atención y los recursos que sí dedica a los negocios más tradicionales o bien de mayor escala, y esto puede tener consecuencias fatales en situaciones como las inundaciones o bien los incendios, tanto de los terrenos privados como de los lindantes, en tanto que un desastre natural puede afectar las condiciones de la tierra y trastocar otros factores, como el viento, de forma negativa.

El desarrollo de la agricultura familiar contribuye a pelear contra el apetito en tanto que estas prácticas dejan la subsistencia de las personas. Conforme la agricultura familiar medra, mejora la situación social y económica de las familias. Mas asimismo impacta de forma positiva en el plano cultural, ambiental y social y económico a nivel general.

Tal es la influencia de la agricultura familiar en el mercado, que la propia Organización de las Naciones Unidas declaró el dos mil catorce como el Año Internacional de la Agricultura Familiar, con el propósito de regresar más perceptible esta forma de economía y mentalizar a la gente sobre su relevancia en temas como la pobreza, la desnutrición y la falta de seguridad alimenticia, mas asimismo para seguir trabajando en busca de objetivos como la protección y administración de los recursos naturales y el medioambiente, y el desarrollo de técnicas sustentables de agricultura.

Definición de Agricultura Urbana

Se llama agricultura urbana a las prácticas agrícolas que se desarrollan en las urbes o bien muy cerca de ellas. En consecuencia se trata de una agricultura a escala reducida, puesto que en los ambientes urbanos no existe exactamente la misma disponibilidad de tierra que en las zonas rurales.

Agricultura urbana
La agricultura urbana acostumbra a desarrollarse en los techos de las construcciones, en las paredes de las casas y en los balcones y las terrazas de las construcciones. Asimismo se puede cultivar en espacios públicos como puentes y calles.

Lo común es que la agricultura urbana esté destinada a la obtención de comestibles frescos. Al tener acceso inmediato a cultivos, quienes viven en las urbes acrecientan su seguridad alimenticia, en tanto que no dependen solo de las materias primas que llegan desde los campos.

Otro beneficio que aporta la agricultura urbana es que reduce el empleo de energía y, por tanto, contribuye a disminuir al mínimo la polución. Al no tener que trasladar los comestibles desde otras zonas, no se movilizan automóviles contaminantes con la carga pertinente.

La creación de puestos (cuando los pequeños productores pueden comercializar su producción), la obtención de comestibles sin el empleo de agroquímicos y la posibilidad de reciclar determinados restos asimismo se encuentran entre las ventajas que puede ofrecer la agricultura urbana, que aun ayuda a las urbes a enfrentar el cambio climático.

Entre los aspectos negativos que mientan ciertos críticos, la agricultura urbana puede verse perjudicada por el empleo de agua de mala calidad para el riego y por la polución ambiental que acostumbra a afectar a las grandes urbes.

¿Que es la agroindustria?

Conjunto formado por las diferentes industrias que están vinculadas a la agricultura. Para entender qué es la agroindustria, por ende, primero debemos tener en claro a qué mencionan los conceptos de industria y agricultura.

Agroindustria

La industria se compone de la infraestructura y de los diferentes recursos materiales y humanos que dejan convertir y procesar las materias primas naturales. La agricultura, por su lado, consiste en las actividades que se realizan para labrar y cultivar la tierra con la meta de conseguir esas materias primas.

La agroindustria, por ende, es un campo económico que incluye las actividades relacionadas a realizar, convertir y comercializar productos de tipo agropecuario. En el sentido más extenso, la agroindustria puede dividirse en alimenticia (convierte las materias primas en comestibles con diferentes formatos y propiedades) y no alimenticia (las materias primas se destinan a diferentes procesos industriales que no están vinculados a la nutrición).

Un caso de agroindustria lo hallamos con la producción de carne vacuna para el consumo humano. El proceso puede incluir desde la crianza de las vacas en un campo hasta la producción de hamburguesas que se venden congeladas, pasando por el matadero, la obtención de la carne en sí, su procesamiento, el envasado y el almacenaje en frío.

La preparación de conservas y mermeladas, la pasteurización de la leche, la producción de jugos de frutas concentrados, la obtención de harina de pescado y la fabricación de aceite de oliva son apenas ciertos procesos que pueden desarrollarse en el marco de una agroindustria.